Argumentos y libretos de óperas

“El Fin de Narciso” de Santostefano y Maffía

El Fin de Narciso es una ópera de cámara en un acto, compuesta por Camilo Santostefano y libreto de Mónica Maffía. Se estrenó el 8 de septiembre de 2007 en La Manufactura Papelera de la Ciudad de Buenos Aires.

Está concebida para un barítono, tres sopranos, una mezzo, una contralto, y ensamble instrumental integrado por flauta traversa, piano y violoncello. Elementos de percusión son ejecutados por cantantes y figurantes a modo de escenografía sonora incidental. Estructuras tradicionales del género operístico (recitativo y aria) interactúan con tratamientos formales de las mismas propios del siglo veinte (organización especular: recitativo-aria-aria-recitativo), fusionando yuxtaposiciones y fantasías armónicas con melodías cantabiles y parlatos. La obra se inicia -a modo de obertura- con la alternancia entre partes vocales improvisadas y breves segmentos musicales pautados a cargo del ensamble instrumental. En el tratamiento de las voces se manifiestan dos modos discursivos diferenciados: las Ninfas -seres inmateriales- pertenecen a lo legendario e inmutable, y por su origen divino, se expresan enforma refinada y elegante; Narciso, en cambio -en tanto humano- se manifiesta visceral y apasionadamente. El lenguaje de la Ninfa Joven adquiere gradualmente las características humanas del lenguaje de Narciso a medida que comienza a operarse su trasmutación en criatura material y mortal.

Personajes

  • Narciso — barítono
  • Ninfa Jovensoprano
  • Ninfa de la Grutasoprano
  • Ninfa del Árbol — mezzosoprano
  • Ninfa Mayor — mezzosoprano
  • Ecosoprano
  • Ninfas, la laguna y el agua — bailarinas y actrices

Argumento

Una laguna rodeada por árboles. Es la hora incierta en que la noche combate con el alba. Las Entidades de la Noche realizan un conjuro: la milenaria ceremonia de las Ninfas va a ser perturbada por primera vez desde el origen del Tiempo.

Amanece. Las Ninfas se disponen a iniciar su rito cotidiano. Éste comienza. Lo conduce la Ninfa Mayor. Su desarrollo es interrumpido abruptamente por la Ninfa Joven quien, incapaz de contener la obsesión que la atormenta, advierte a sus hermanas que de no obtener el amor de Narciso han de diluirse inexorablemente. Las Ninfas asienten angustiadas sin advertir el ciego amor que precipita a la Ninfa Joven a engañarlas. Su verdadero propósito es vengarse de Narciso a través de ellas.

La escena vuelve a serenarse. Es mediodía. El sol brilla radiante desde el cenit y la superficie de la laguna reverbera intensamente. Narciso aparece y acude a ella. Su belleza resplandece, bañada por la cálida luz del astro con el que se identifica y compara. Mientras contempla arrobado su propia imagen a la que adora, las Ninfas lo maldicen: “...que vos tampoco ames con esperanzas...”. Repentinamente el espejo de agua se altera. Algo emerge desde las profundidades. Narciso saluda la anhelada materialización de su reflejo pero pronto se da cuenta de su error. Frente a él se encuentra la Ninfa Joven quien lo intenta seducir. Ante su terminante rechazo convoca a sus compañeras a destruirlo. Narciso es golpeado, azotado y desgarrado salvajemente por las Ninfas que lo dejan tendido en el suelo y moribundo. La Ninfa Joven las exhorta a alejarse, pues el castigo se ha cumplido. La pasión que la embarga, opera en ella una mutación irrevocable. Transformada en mujer, ante Narciso yacente, intenta vanamente poseerlo aún en su agonía.

Narciso, sin comprender el por qué de su castigo, encuentra al fin ante la muerte sentido a su existencia. La Joven Mujer deambula extraviada entre las Ninfas sin conseguir integrarse nuevamente a un mundo del que ha sido definitivamente expulsada. Narciso regresa para cumplir el mandato divino: fue creado para embellecer la Tierra.

La obra

Ya desde el título de la obra, Maffía juega con el doble significado que la palabra “fin” sugiere, ya se refiera a “finitud” ó a “finalidad”. Por lo tanto, “El Fin de Narciso” alude aquí tanto al término o final de su existencia, como al sentido último y definitivo de la misma (embellecer la tierra).

En “El Fin de Narciso” encontramos dos grandes temas: "La belleza y la vanidad" y "El amor no correspondido".

El primero de ellos está encarnado en el personaje de Narciso. Éste, sin embargo, no es consciente de los conflictos que su belleza desencadena, y muere sin tener conciencia de ellos. El suyo es un amor vuelto sobre sí mismo, un deseo que solo puede culminar con la muerte, un laberinto del que no hay salida posible. Fascinado por su imagen intenta “sumergirse” en ella. Al agitar el agua la Ninfa Joven, nuestro especular Narciso pierde un espejo imprescindible y fundamental, lo que lo arroja en el vacío, lo coloca al borde de la locura, y lo precipita a la muerte.

El segundo gran tema, como en Valéry y a diferencia de la tradición mítica que lo personifica en Eco –aquí la Ninfa Niña- está plasmado en las Ninfas, y muy particularmente en la Ninfa Joven. Ésta advierte a sus hermanas del peligro que entraña para su continuidad como entidades espirituales fracasar en su empeño de conquistar a Narciso. Al reiterar éste una vez más su rechazo, las Ninfas ejercen sobre él la violencia fundamental cuya lógica para la supervivencia indica matar para no morir. Se convierten así en instrumento de los Dioses, que castigan por su intermedio a quien con su “desmesura” ha desafiado y trastornado el Orden Universal.

La Ninfa Joven –en realidad enajenada por la violenta pasión que la impulsa hacia Narciso- pierde entonces su condición divina en un supremo pero vano esfuerzo por seducirlo.

La puesta

Desde lo visual se enfoca la obra resignificando el “clásico” tema mítico para volverlo accesible aunque siempre bello y profundo. La puesta en escena es minimalista, con escasos elementos de utilería, remitiendo así al universo cerrado de Narciso y sus connotaciones psicológicas. El vestuario, en cambio, pleno de simbolismo y belleza plástica, contrapone el mundo mítico y atemporal de las ninfas con el del siglo XXI de un Narciso actual. (También la sociedad contemporánea, como él, vive en el éxtasis de la imagen y la autocontemplación. Sus “espejos” son el cine, la televisión ó los “modelos” impuestos por los medios).

En la presente versión escénica, las ninfas –algunas encarnadas por cantantes líricas, otras por bailarinas y actrices- conforman también la laguna, el agua, el elemento primordial del que surgió Narciso, y al que, al ahogarse, regresa.

Acerca de los autores –septiembre 2007–

Mónica Maffía —libreto

Inició sus estudios teatrales en Londres (Royal Academy of Dramatic Art, British Theatre Association) obteniendo el grado de Bachelor of Arts (Honours) en Teatro y Literatura Inglesa. Completó sus estudios de Régie en el ISATeatro Colón y escribe su tesis doctoral sobre Shakespeare. En Londres protagonizó obras de Eurípides y Shakespeare. En Bs.As. trabajó bajo la dirección de Villanueva Cosse, Jorge Hacker y Catherine Gibson entre otros. Dirigió: “Festival Pinter” (C.C.Rojas), “Mercurio vs. los Alquimistas” de Ben Jonson (Festival Verano Porteño Ciudad Cultural Konex), “La Fiesta de Los Dos”, de Mónica Maffía (Teatro Pte.Alvear), “Dúo en Mí” de T. Kempinski (Andamio'90), “España a través de los Siglos” (Notorious), “¡¡¡SHHH!!! Shakespeare” de M. Maffía (BAC, Teatro del Sur, Gandhi), “Secretos de Amor de Ophelia” de S.Berkoff (La Comedia), “Don Pasquale” de Donizetti (Casa de la Ópera - Dante Alighieri), “Fausto” de Gounod (La Manufactura Papelera), “La Señorita Julia” de A. Strinberg (Corrientes Azul), “Lo Inexplorado” espectáculo multimedia de danza (La Manufactura Papelera), “Bastien und Bastienne” de Mozart (Casa de la Ópera-Dante Alighieri), “A Hand of Bridge” de Barber/Menotti (Sala Villa-Villa del Centro Cultural Recoleta), “La Violación de Lucrecia” de W. Shakespeare (Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén-Beckett Teatro), “Il Tabarro” de Puccini (Teatro Roma de Avellaneda). Es directora y fundadora del Grupo de Teatro FyL de la Facultad de Filosofía y Letras (U.B.A.) y del Estudio de Artes Performativas (danza-teatro).

Camilo Santostefano —música

Nació en 1976. Se graduó como Profesor Nacional de Música en el Conservatorio Alberto Ginastera de Morón, especialización en guitarra. Estudió canto con Lucía Boero, Laura Cáceres y Franco Fagioli. Cursó en el Conservatorio Alberto Ginastera el Profesorado Superior en Composición siendo sus Mtros. Claudio Shulkin, Rodolfo Daluisio, Marcelo de Matheis y Fernando Maglia. Sus obras, estrenadas por destacados intérpretes en el Ciclo “La semana de la Música” (Teatro Gregorio de Laferrere, Morón); Salón Mariano Moreno (Palacio Municipal, Morón) y Club Universitario de Buenos Aires, incluyen música de cámara para canto y piano, piano solo, coro y música incidental. En el año 2005 obtuvo el Primer Premio en el Concurso Anual de Composición organizado por el Instituto Universitario Nacional de Artes Departamento de Artes Musicales y Sonoras, Carlos López Buchardo (IUNA) con la obra para orquesta “La Odisea de Héctor”. En el 2000 ingresó a la carrera de Dirección Coral en el Conservatorio Provincial de La Lucila para continuar en el IUNA, siendo alumno de los maestros Antonio M. Russo y Néstor Zadoff. Fue director del Coro de la Escuela de Educación Estética de Morón, creador y director del Ensamble Vocal e Instrumental del Oeste -agrupación dedicada a la difusión del género Sinfónico Coral-, director del Coral Castelar y del Coral Alfa de Ezeiza. En el año 2006 funda MusicaQuantica voces de cámara, grupo que conduce actualmente. Como docente ha sido titular de cátedra de “Práctica de Conjunto” en la Escuela de Arte “Leopoldo Marechal” de La Matanza y ayudante de cátedra del maestro Claudio Schulkin en las asignaturas Contrapunto y Composición, IUNA. En el marco de su formación ha realizado cursos y participado de clases magistrales con los maestros Gwyn Williams (Gales), Gérard Lesne (Francia), Werner Pfaff (Alemania), Kurt Masur (Alemania), Jordi Savall (España), Hopkinson Smith (Inglaterra), Michael Chance (Inglaterra), Eduardo Sohns, Sergio Giai, Rubén Soifer, Antonio Russo, Sylvia Leidemann, Alberto Balzanelli e Isidoro Roitman. Durante el año 2000 realizó el curso de técnica e interpretación de música vocal “The art of Singing” en The Chaterhouse Summer School of Music, Godalming, Inglaterra. Actualmente se encuentra cursando la Maestría en Interpretación de Música Latinoamericana del Siglo XX en la Universidad Nacional de Cuyo.

—El 31 de Mayo de 2009 El Fin de Narciso obtuvo el 2º Premio del Concurso Internacional de Composición Musical de Ópera de Cámara “Opera Vista”.

Enlaces de interés

Publicidad

Publicidad

 

Más argumentos y libretos de óperas

Blogs de ópera

Donde podemos compartir una misma pasión por la ópera y la música clásica. Enlaces actualizados a los últimos artículos.

Noticias de ópera

Una mirada a la actualidad en la música clásica y la ópera a través de enlaces a las últimas noticias, y con actualización permanente.