Argumentos y libretos de óperas

“The Fairy Queen” de Henry Purcell

La reina de las hadas es una semi-ópera del barroco compuesta por el músico inglés Henry Purcell (1659 – 1695) sobre una adaptación anónima de la comedia Sueño de una noche de verano de William Shakespeare.

Estrenada el 2 de mayo de 1692 en el London Queen's Theatre, fue la tercera semi-ópera que Henry Purcell compuso para la compañía del Teatro Real. La obra -la más compleja en el catálogo del autor- dispuso del enorme presupuesto de 3000 liras y -aunque fue un auténtico éxito- fue una de las pocas producciones con que perdió dinero.

En 1693, Purcell revisó y agregó fragmentos a la partitura original, siendo quizá este su trabajo teatral más destacado, aunque algunos críticos la han reducido a un simple subproducto del Midsummer Night's Dream de Shakespeare. En realidad, Purcell no incluyó ninguna frase literal del texto shakespeariano. Aunque el autor de la adaptación de los versos nos es desconocido, se cree que se trata de Thomas Betterton, el actor-mánager de la compañía que preparó Diocleciano para Purcell en 1694.

Con la muerte del autor, en 1695, el Teatro Real perdió la partitura. A principios del siglo XX se encontró en la Royal Academy of Music de Londres una partitura parcialmente firmada, pero muy completa, que se compone de fragmentos escritos en 1692 y 1693.

En la mayoría de los casos se ha representado en forma de concierto o ha sido “mejorada” por el director de orquesta, por el director de escena o por el arreglador. Los tres aspectos que han merecido su atención han sido el texto hablado, la extensión de la ópera y el orden de los acontecimientos, tanto dramáticos como musicales. Por lo que respecta al diálogo hablado, no sorprenderá a nadie saber que el texto original de Shakespeare es mejor, y que la versión de la Restauración ha sido rechazada -parcialmente o totalmente- en su favor.

Por otro lado, muchas de estas representaciones se hicieron en salas de concierto, pero el hecho de que el carácter de la ópera recaiga en un entramado complejo de efectos producidos por los planos teatrales -y no por la tensión dramática inherente a la música-, da la impresión de que la obra sea un embrollo de personajes sin sentido rodeados de escenas musicales aburridas, con numerosas canciones y danzas inconexas. Nada, evidentemente, podría estar más lejos de la verdad: la cuidadosa adaptación de Purcell de una de las grandes obras de Shakespeare, con una música compuesta para las nuevas masques, produjo una de las mejores óperas inglesas de la Inglaterra de la Restauración.

Ficha vocal

The Fairy Queen consta de 59 números, de los cuales 36 son cantados por el coro o por diversos solistas, juntos o por separado. Las cuerdas utilizadas son, básicamente, cuatro:

  • Sopranos: Ninfas, La Noche, El Misterio, La Primavera, Juno, La Aflicción, La Mujer China
  • Contratenores: El Secreto, Mopsa en la versión revisada, El Verano, El Hombre Chino
  • Tenores: El Otoño, Phoebus
  • Bajos o Barítonos: El Poeta ebrio, Coridon, El Invierno, El Sueño, Hymen

Algunas versiones modernas prefieren los tenores agudos a los contratenores y en cuanto al personaje de Mopsa, era soprano en la primera versión de Purcell para pasar a ser atribuido después a un contratenor, modificándose la tonalidad de Fa mayor a Sol. Su pareja en el “diálogo rústico” de la tercera masque original (Coridon) fue en el estreno el bajo John Reading, aún cuando su tesitura admite la interpretación de un barítono, lo que también ocurre en el caso del Poeta ebrio.

Purcell compuso su música para un grupo reducido de cantantes profesionales añadido a los actores que decían el texto, y entre ellos se repartían los cometidos vocales.

Argumento

Titania y Oberon discuten por el muchacho indio.

Un grupo de Mortales deciden abandonar la ciudad y se pierden por los bosques de Oberon. Las hadas de Titania les rescatan temporalmente y les adormecen en un delicioso sueño. Oberon mantiene una discusión con Titania y la drogará juntamente con su corte y los Mortales que, en consecuencia, pasaran una noche inquietante. Oberon aprovecha la confusión general para capturar al muchacho indio.

El rey Theseus celebra su ochenta aniversario. Muy a su pesar, su familia -vulgar y avariciosa- le ha preparado una fiesta sorpresa, pero él prefiere retirarse dignamente a su ataúd.

Oberon libera de los efectos de la droga a Titania y a su corte. Titania, a pesar de reconocer su humillación por haberse casado públicamente con un asno, intenta conservar la dignidad y manda a los Mortales bien lejos para que se puedan casar. Sola, llora el fracaso de su matrimonio.

Oberon sigue haciendo de las suyas y oficia una falsa boda en su Maravillosa Tierra China de los Matrimonios. Titania, furiosa, destruye esta farsa y Oberon, escarmentado, le devuelve al muchacho indio.

Las hadas de Titania intentan reanimar a Hymen para que organice una ceremonia nupcial, pero él se niega porque la institución del matrimonio no le merece ningún respeto. Finalmente, tras haber sido testigo de la reconciliación entre Titania y Oberon, accede y autoriza a todos los presentes a participar en la última chaconne.

Libreto y otros enlaces de interés

Publicidad

Publicidad

 

Más argumentos y libretos de óperas

Blogs de ópera

Donde podemos compartir una misma pasión por la ópera y la música clásica. Enlaces actualizados a los últimos artículos.

Noticias de ópera

Una mirada a la actualidad en la música clásica y la ópera a través de enlaces a las últimas noticias, y con actualización permanente.

 

Agradecimiento