Fiorella Spadone - Soprano

Artículos de prensa

09/2007 Concierto. Catedral Metropolitana de Buenos Aires

Fiorella Spadone y María Laura Weiss,

el maestro Rimoldi y el Concierto Colonial

“Voces Mayores en la Catedral”

Es sábado y el primer día de septiembre. Insólitamente la Plaza de Mayo se ve envuelta por una niebla densa, como queriendo guardar los susurros de la historia pasada y los ruidos de la reciente. Desde un extremo se divisa, difusa, la Iglesia mayor de la Ciudad.

La calle está vacía de tráfico y transeúntes. Adentro, sonando como en el interior de un recipiente gigante, hay murmullos elevados. La nave del baptisterio está reluciente, colmada de gente. La mayoría que ocupa los bancos, espera. Algunos turistas y muchos curiosos se detienen ante el sector iluminado especialmente. El sector muestra "una escenografía" que data de algunos siglos, desde los albores de la metrópolis. En el fresco, Jesús sobre una nube, aparece delante de una monja que le mira con rostro suplicante, arrodillada; es el mausoleo de Santa Margarita María de Alacoque. En lo alto del arco del dintel, la representación del Espíritu Santo en línea recta hacia una imagen pequeña de la Virgen de Itatí... Credos.

Muy avanzado, en un proscenio sugerido está uno de los pocos órganos rescatados del siglo XVII. "Esta pieza es del año 1690, cerca del 1700", explicaría después el maestro Rimoldi, conocedor máximo del pequeño instrumento europeo. Sobre dos atriles con partituras las luces elevan su resplandor, los murmullos van cesando hasta que el silencio se convierte en un sigilo solemne. Una especie de milagro parece acontecer al costado de los bancos, cerca del púlpito que está a la derecha del altar principal.

Las cantantes aparecen en medio del aplauso caluroso. El Ciclo de Conciertos en el Órgano Colonial está por comenzar. La soprano Fiorella Spadone y la mezzo María Laura Weiss, reconocidas y, más aún, cantantantes líricas prodigiosas, comienzan el recitativo junto al maestro Enrique Rimoldi.

El público disfruta de tres piezas de Johann Sebastian Bach: Bist du bei mir (aria), Quia Respexit (Magnificat) y los Preludios en Do mayor. La menor y Si Bemol mayor. Luego hacen tres textos del oratorio El Mesías, el aria: Lascia ch'io pianga y tres Preludios, de Georg Friedrich Händel. La segunda parte del Concierto toma del Sabat Mater, de Giambattista Pergolesi, Sancta Mater, donde María Laura Weiss luce sus dotes vocales magníficamente; a dúo con Spadone, armonizan Inflammatus et ascensus. El final está reservado para la grandeza de Antonio Vivaldi. Allí, Fiorella Spadone hace gala de su voz espléndida en Sabat Mater Dolorosa, y finaliza a voces con Weiss, en Laudamus te, del Gloria. Estas obras vocales fundamentales, oratorios y cantatas apropiadas para el lugar de acústica perfecta, se lucen en la magnificencia de las voces de Fiorella Spadone y María Laura Weiss, a quienes el público entusiasta y emocionado, aplaude agradecido, donde también puede verse a la pianista Guadalupe Ceballos, quien suele acompañarlas en diversas presentaciones.

Así concluye otra tertulia grandiosa, dejando las notas arremolinadas dentro de la cúpula, flotando calmas, tratando de salir más allá de los vitrales para alcanzar la gloria merecida de las dos artistas sublimes. Al dejar el gran templo, la dignidad y el carisma de Fiorella y María Laura quedan fijadas en las almas, como regalo del Cielo.

ArteCultura&Humor

Año 2 - #13. Septiembre, 2007

por Eduardo Echániz

Arte Cultura - Septiembre/Octubre 2007